Lacados

Los vidrios lacados dan vida a tus diseños realzando el brillo y la intensidad de sus colores. Sus tenues reflejos se filtran en el ambiente y la luz produce efectos cambiantes sobre las superficies que adquieren profundidad.
Estos vidrios están diseñados para aplicaciones interiores, respondiendo a las tendencias actuales pudiéndolos combinar con diferentes materiales como la madera la piedra o el acero.

Podemos ver su aplicación en mesas, puertas correderas y fijas, armarios, estanterías y vestidores así como también para el recubrimiento de paredes en viviendas, locales comerciales y despachos donde puede servir también de superficie de escritura, brindando un espacio infinito a la comunicación y la creatividad.

Estos tipos de vidrios son resistentes a la humedad y además aportan seguridad, la capa lacada del vidrio queda protegida contra los arañazos, y en caso de rotura, las astillas se adhieren a la película evitando así cualquier tipo de daño.